Muchas personas no se animan a donar sangre por temor o desconocimiento. Otras, concurren al banco de sangre con la mejor voluntad, pero no saben que están atravesando circunstancias que pueden ser nocivas para ellas o para los pacientes. La donación de sangre es un acto seguro, controlado por profesionales de la Medicina Transfusional, y que no lleva más de media hora. Este texto pretende describir el proceso de donación y brindar la información necesaria para que la experiencia sea lo más eficaz y placentera posible.

Facebook Twitter Share

Mi nombre es Analía Loria y cursé la carrera de Bioquímica en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires entre 1997 y 2003. Actualmente me desempeño como profesora asociada en el Departamento de Farmacología y Ciencias Nutricionales de la Universidad de Kentucky, en los Estados Unidos.

Facebook Twitter Share

Los niños celíacos no incluyen en su alimentación frutas y verduras suficientes, descuidan así fuentes aportadoras de micronutrientes necesarios. A veces consumen comidas que contienen gran cantidad de hidratos de carbono y azúcares, son muy ricas en grasas y tienen bajo aporte de fibras, sea por razones económicas o culturales.

Los micronutrientes que no deben faltar en la dieta de ningún niño son el zinc, el ácido fólico, el hierro, el calcio, las vitaminas A, B12, D, E y K, entre otros. Las consecuencias de sus déficits son variadas y pueden generar problemas neurológicos, de crecimiento y hasta déficits de atención que dificultan el aprendizaje. El problema se agrava todavía más en niños de bajos recursos, como es el caso de los estudiados en esta línea de investigación.

Facebook Twitter Share

El trabajo del banco de sangre no termina con la donación. Todo lo contrario, recién comienza. La sangre no se transfunde tal cual fue extraída, sino que se separa en varios componentes necesarios para el paciente, como los glóbulos rojos, las plaquetas y los factores de coagulación. Los componentes son procesados, controlados bajo estrictas normas de calidad y almacenados hasta que se los requiera. Este artículo pretende divulgar el procesamiento de la sangre, una vez extraída.

Facebook Twitter Share

La FFyB, a partir de un proyecto UBANEX, ya ha participado en dos campañas solidarias de recaudación de medicamentos que son distribuidos cada año por la Fundación Tzedaká a unas 35.000 personas en situación de vulnerabilidad en todo el país. El compromiso social de la comunidad educativa de la Facultad ha cristalizado en donaciones que alcanzaron en 2017 más de 680.000 pesos.

Facebook Twitter Share

En la Argentina, el conocimiento de la presencia natural de arsénico en el agua de consumo humano, producto de la actividad volcánica y termal en la cordillera de los Andes, tiene más de 100 años. Afecta a unos 4.000.000 de argentinos y provoca numerosos trastornos y patologías, algunos incluso muy graves. Sin embargo, sigue siendo un grave problema sanitario sin remediar. Y, aunque resulte paradójico, los organismos oficiales no disponen de un mapa nacional completo de los niveles de arsénico en las aguas de consumo humano.

Facebook Twitter Share

Las plantas son cruciales para la humanidad: como fabricantes de oxígeno, como fuente de alimento, energía y materia prima para la industria, como productoras de medicamentos, esencias, colorantes, proteínas. Cada vez más deben hacer frente a condiciones ambientales fluctuantes que afectan su crecimiento y desarrollo. La bioquímica vegetal brinda las bases para comprenderlas y desarrollar estrategias tendientes a mejorar su producción y su relación con los nuevos entornos.

Facebook Twitter Share

Los accidentes causados por serpientes ponzoñosas constituyen un verdadero problema en materia de salud pública. En la actualidad, el único tratamiento que se utiliza ante el envenenamiento por mordedura de serpientes es la administración de suero antiofídico, obtenido a partir de la sangre de grandes animales tales como caballos u ovejas. Estos antídotos son generalmente caros, poco estables y muchas veces resulta difícil su distribución. Ante este escenario, investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires proponen la utilización de péptidos cortos que, además de poseer la capacidad de inhibir específicamente componentes de los venenos, se pueden obtener a gran escala y de un modo más económico.

 

Facebook Twitter Share

Páginas

Boletines

Subscribase para recibir aviso de nuevas noticias.